Iván Marulanda

RESPUESTA DE IVÁN MARULANDA AL COORDINADOR DE MONITOREO DE CULTIVOS DE LA UNODC

RESPUESTA DE IVÁN MARULANDA AL COORDINADOR DE MONITOREO DE CULTIVOS DE LA UNODC

Leonardo Correa, coordinador de Monitoreo de Cultivos de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus cifras en inglés) en entrevista con la W Radio Colombia se refirió a la propuesta del Senador Iván Marulanda de regular el mercado de la hoja de coca. Declaró que “el debate es profundo y debe seguir, pero se debe trabajar más en evidencia técnica, en consenso nacional e internacional y en salidas normativas”.

El Senador Iván Marulanda reaccionó a esta declaración:

El señor Correa tiene razón cuando dice que se necesitan evidencias técnicas. Las tenemos: El saldo de muertos en Colombia, por cuenta de la fracasada guerra contra las drogas, es de centenares de miles de muertos de todos los niveles sociales, intelectuales, políticos, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado; como líderes políticos de la altura y el nivel de Luis Carlos Galán y Rodrigo Lara, e importantes en los procesos de renovación del país como Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, y Jaime Pardo Leal; periodistas como Guillermo Cano… A eso podríamos llamarlo “evidencias técnicas”, un país arrodillado por la corrupción y la matanza, en el drama que ha sido la guerra contra las drogas.

El señor Correa dice que es necesario buscar consensos nacionales. Tiene toda la razón ¡Eso estamos haciendo!:

Para encontrar esos consensos lo primero que había que conseguir era abrir el debate, entregarle a la opinión pública esa información y estamos avanzando muy profundamente en ese camino. Es increíble la cantidad de reuniones, conferencias, diálogos organizados por las ONG, universidades, redes sociales, medios de comunicación, distintas naturalezas de interlocutores y por las comunidades afectadas por este problema. Entre otras cosas, no existe en Colombia una sola familia que no esté afectada por esta guerra contra el narcotráfico: cerca de 50 mil personas en las cárceles de Colombia vinculadas a procesos penales de esta índole y decenas de miles de compatriotas en numerosas cárceles del mundo por cuenta de este problema.

Estamos buscando un consenso desde la extraordinaria receptividad de la ciudadanía que ha recogido con entusiasmo este Proyecto de Ley para la regulación de la hoja de coca y sus derivados, incluyendo la cocaína.

El señor Correa dice también que hay que buscar un consenso internacional. En eso estamos hace 50 años y ese consenso no es posible.

Colombia no puede esperar más a que ese consenso llegue, porque cuando llegue, si es que sucede, este país va a estar arruinado, humillado y acabado por el narcotráfico. Tenemos destruida la democracia por la corrupción y la penetración del narcotráfico en la política. Hemos perdido territorios enormes del país en donde hoy no rige la Constitución, ni la soberanía del Estado, si no que están regidos por bandas criminales y terroristas.

Colombia, desde su soberanía y desde la obligación que tenemos los dirigentes del país de responderle a la nación con salvaguardar su dignidad en el marco de garantizarle a nuestro pueblo una vida digna, tenemos el deber de buscar otros caminos, porque de lo contrario, esperando un consenso internacional, nos va a llegar un final muy amargo. No olvidemos que Canadá, Uruguay, Holanda, Portugal y otros estados han venido avanzando en políticas públicas que regulan los mercados de sustancias psicoactivas a través de medidas que han adoptado autónomamente, sin preguntar ni pedirle permiso a nadie. Y recordemos también que más de 14 estados de los Estados Unidos han legalizado el cannabis con mucho éxito y sin buscar consensos internacionales. En el Estado de Oregón, hace poco más de tres meses, legalizaron la cocaína sin pedirnos permiso a los colombianos, ni a otros países, ni a organizaciones multilaterales. Hay que bajarse de ese rubor de que tenemos que pedirle permiso a la comunidad internacional para resolver nuestros propios problemas, que si no los resolvemos nosotros mismos, nadie más los va a resolver.

 

Con este Proyecto buscamos que la sociedad lleve a su conciencia y a la razón lo que significa este problema, para buscarle salida desde la inteligencia y desde la institucionalidad.

#CocaRegulada