Iván Marulanda

ACEPTÉ LA CANDIDATURA A LA PRESIDENCIA DEL SENADO

ACEPTÉ LA CANDIDATURA A LA PRESIDENCIA DEL SENADO

Julio 10 de 2020

La bancada de mi partido Alianza Verde me postula para la presidencia del Senado y por lo mismo del Congreso de la República. Me honran y recibo esa responsabilidad como un compromiso con los valores que representamos en la política. Confían en mis manos la causa de reivindicar al Congreso de la República, la institución más importante de la democracia, que encarna el poder de la soberanía popular. El Congreso es por esencia la máxima representación del pueblo y su diversidad entre el conjunto de los poderes públicos.

Acepté esta distinción de mis colegas y de mi partido, no para ir a la simple competencia electoral, sino para significar nuestro espíritu de inconformidad y recuperar la dignidad que reclamamos del Congreso. El Congreso dejó de ser durante años lo que debiera ser en la democracia colombiana, para convertirse en instrumento de transacción y de sumisión política. Al Congreso lo convirtieron en agencia de servicios a órdenes del ejecutivo. El poder legislativo tiene que ser, como lo ordena la Constitución Nacional, el órgano independiente y autónomo del poder público que en nombre del pueblo y en su representación, controla al gobierno y a los demás órganos del Estado, les exige que cumplan sus deberes, actúen con honradez y muestren resultados en la sociedad, en la solución de los problemas y las angustias de las gentes y las comunidades. Además, debe ser hacedor de leyes que interpreten la voluntad de justicia y progreso de la nación.

El desgaste y desprestigio del Congreso a lo largo de decenios ha tenido rostros. De igual forma su reivindicación también debe tener rostro. En este momento me corresponde ponerle cara a la indignación y al malestar del pueblo colombiano por el daño que se ha causado a la democracia, al llevar al Congreso Nacional al desacredito y su debilidad institucional. Han anulado al poder legislativo, lo han convertido en apéndice de los gobiernos y en su servidor obsecuente. Vamos a devolverle el Congreso al pueblo y a regresarlo a la senda del cumplimiento de sus deberes constitucionales. Ese cambio empieza ahora, cuando Senadores y Senadoras libres e inconformes de diversas fuerzas políticas me ofrecen su apoyo para ser elegido presidente del Senado el próximo 20 de julio. Yo les he aceptado este reto, consciente del honor que me hacen y de la responsabilidad que me entregan.

Senador Iván Marulanda (Partido Alianza Verde).