18 años de la constitución política de 1991: Defender la carta política para fortalecer la democracia

julio 4, 2009 en Blog

18 años de la constitución política de 1991: Defender la carta politica para fortalecer la democracia

Este 4 de julio la Constitución Política cumple su mayoría de edad. 18 años durante los cuales se han hecho 28 reformas, algunas de las cuales han amenazado con desdibujar una de las más grandes conquistas democráticas de los colombianos, La conmemoración de tan significativa fecha, unida a la preocupación por el desmonte del Estado Social de Derecho, nos convoca a una reflexión nacional en torno a su importancia como principal referente del consenso ciudadano para la garantía de la democracia y del orden legal e institucional en el país.

Se conmemora un pacto de paz sin precedentes en Colombia, producto de un acuerdo de voluntades entre las diversas fuerzas sociales, que contó con la activa participación de movimientos insurgentes recién incorporados a la vida civil, así como de la clase política y de numerosos actores que representaban las diferentes visiones en el aporte a la construcción de la nueva Colombia.

Con la Constitución Nacional el país avanzó en el proceso de descentralización administrativa, política y fiscal que buscaba fortalecer la democracia local y la autonomía territorial. Se propuso un modelo de desarrollo económico y social equitativo e incluyente; se consolidó una apertura del mapa electoral a distintas y distantes fuerzas sociales y políticas, y se le otorgó mayoría de edad a los antiguos territorios nacionales. Igualmente, se proclamó la participación ciudadana como principio constitucional y se garantizaron los derechos económicos, sociales, ambientales, políticos, culturales y étnicos de todos los ciudadanos, incorporando mecanismos reales para su aplicación y restablecimiento.

Permitió también el reconocimiento de los derechos inalienables de poblaciones y sectores tradicionalmente marginados de la vida política como los indígenas, afrocolombianos, raizales, mujeres, niños y niñas, jóvenes y movimientos religiosos.

El fortalecimiento de la justicia, la autonomía de la rama judicial, el equilibrio de poderes, la democratización de la gestión pública, la prioridad en el gasto público social, y el paso de la democracia representativa a una democracia participativa –todavía en tránsito-, constituyen otros de los grandes avances que la Carta Política trajo para el país.

Reformas regresivas

A la fecha, se han realizado 28 reformas a la Constitución de 1991, muchas de las cuales amenazan el espíritu del consenso social, el pacto de paz, el Estado Social de Derecho y el modelo de descentralización que pretendía fortalecer a las entidades territoriales.

Sumado a lo anterior, serias amenazas han afectado la aplicación, el alcance y la vigencia de la Constitución, especialmente la corrupción, el narcotráfico, la violación de los derechos humanos y la vulneración del derecho internacional humanitario por parte de organismos estatales y no estatales, así como la penetración de los grupos armados ilegales en la institucionalidad del país y su incidencia en las decisiones públicas, tanto en el nivel nacional como territorial.

Otros factores de riesgo han limitado el avance de la Carta política, como el debilitamiento del sistema de pesos y contrapesos -principio fundamental del equilibrio de poderes en la democracia-, la cooptación de un importante segmento de la institucionalidad estatal por parte de intereses privados, la crisis organizativa y programática de los partidos políticos, el fallido trámite de la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial y la exclusión de una sociedad civil organizada en la construcción, seguimiento y evaluación de la política pública nacional y territorial.

Los continuos escándalos relacionados con la corrupción administrativa, la injerencia de los grupos al margen de la ley en las corporaciones públicas y en las elecciones de los mandatarios, el resurgimiento de grupos emergentes en las regiones, los falsos positivos, la persecución a los defensores de derechos humanos, las interceptaciones telefónicas a personajes públicos y el desconocimiento a la autonomía de la Rama Judicial, entre otros, afectan la confianza ciudadana y la institucionalidad establecida por la Constitución de 1991.

En este sentido es importante regresar a las bases de la Carta Política, conscientes de que se requiere avanzar en aspectos que la pongan a tono con las nuevas dinámicas del país y que permitan resolver los graves problemas que afronta nuestra nación, como la concentración de la propiedad, el deterioro de las condiciones de vida digna de la población, la amplia brecha entre ricos y pobres, el atraso en el desarrollo del campo ante la inexistencia de una verdadera reforma agraria, la falta de control a las fuerzas militares, la agudización del fenómeno del desplazamiento y la concentración del poder del ejecutivo en la decisión y asignación de recursos, en desmedro de la autonomía de las entidades territoriales

Un llamado a los colombianos y las colombianas

Con el fin de recuperar el espíritu de la Constitución de 1991 y superar los factores de riesgo mencionados, hacemos un llamado nacional para ratificar el consenso como pacto de paz fundante del Estado social de derecho Colombiano y preservar la Carta Política como ley de leyes, a fin de garantizar y profundizar una democracia sólida, incluyente y sentar las bases legales y constitucionales para la reconstrucción de un nuevo país.

Los abajo firmantes hacemos un llamado a las autoridades públicas, a los partidos y movimientos políticos, a las organizaciones sociales, a la academia, a los medios de comunicación, a las Iglesias, a los empresarios y a la ciudadanía en general para cerrar filas en torno a los propósitos de paz, democracia y justicia social representados en la Constitución de 1991 y trabajar en el propósito de convertirla en un mecanismo eficaz para enfrentar los grandes retos que todavía afronta nuestro país.

Lo suscriben:
Ex constituyentes:
Iván Marulanda
Fabio Villa
Álvaro Echeverri
Jaime Castro
María Teresa Garcés
Gustavo Zafra
Antonio Galán

Miembros de la Red de Iniciativas para la Gobernabilidad, la Democracia y el Desarrollo Territorial – RINDE:
Fundación Foro Nacional Por Colombia
Fundación Transparencia Por Colombia
Fundación para la Participación Comunitaria – PARCOMUN
Programa PRIAC – Universidad Nacional de Colombia
Universidad Externado de Colombia
Escuela Superior de Administración Pública
Universidad Santo Tomas

Otros firmantes:
Darío Restrepo
Viviana Barberena
Fabio Velásquez
Marcela Restrepo
Esperanza Gonzales
Luz Enith Castro
Carlos Alberto Garzón
Alberto Maldonado
Bertha Jeannette Niño
Carlos Moreno
William Guillermo Jiménez
Alejandro Becker
Johan Julio
Tatiana Bautista
Adolfo Álvarez
Diógenes Rosero
Clara Rocio Rodríguez
Blas Subiría
Paulo Andrés Pérez
Wilson Roca
María Fernanda Quintana
Joaquín Tobar
Jeannette López
Jorge Escobar
Genoveva Méndez
Adira Amaya
Isabel Duque
Jenny Carolina Cortez
Milton López
Luisa Ramírez
María Angélica Sánchez
Sergio Bustamante